Capacitación

“No existe teoría del derecho que no reconozca la protección del ser humano contra la violencia”, sostuvo Aída Kemelmajer

Aída Kemelmajer, disertó ayer sobre “Violencia Familiar”, en la apertura del año académico del Instituto de Formación y Capacitación Judicial del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos (STJER), “Dr. Juan Bautista Alberdi”. Estuvieron presentes en la disertación por videoconferencia, el presidente del STJ, Martín Carbonell, el vocal Emilio Castrillon, la vocal Claudia Mizawak y el vocal Juan Ramón Smaldone a quienes la presidenta ad honoren del Instituto, la vocal Susana Medina, agradeció especialmente su participación.

Al abrir el acto, Martín Carbonell destacó la labor realizada en 2020 por el Instituto y ponderó el cúmulo de actividades de formación y capacitación que se generaron desde el Instituto aún en un contexto de pandemia.

Por su parte, Susana Medina realzó el rol del Instituto en la formación de los servidores de la Justicia. Detalló que en 2020 se realizaron 513 capacitaciones, 84 conferencias web y 11 cursos virtuales en las que participaron unos 9035 agentes, magistrados y funcionarios judiciales y enumeró el total de las iniciativas que concretó el Instituto a su cargo en 2020.

Luego remarcó  el acompañamiento de Kemelmajer de quien dijo es “una gran jurista, una gran mujer y una gran amiga” al tiempo que destacó su trayectoria en los espacios académicos, judiciales y de todo orden en los que ha participado.

En su alocución, Aída Kemelmajer abordó la temática de la violencia familiar, puntualizó el alcance de la ley 26485 de protección integral de las mujeres y detalló que la violencia se sufre en aspectos diversos como el físico, el obstétrico, mediático, psicológico como económico y político toda vez que cualquiera de estos aspectos sea afectado en su autonomía o en la vulneración de derechos de la mujer.

Con la palabra violencia nos referimos a un universo tan amplio que no sabemos con certeza de qué estamos hablando” dijo Kemelmajer y desmenuzó el articulado de la ley 26485 y al hablar sobre los diferentes formas de violencia familiar y contra la mujer dijo: “Estos tipos de violencia no son compartimentos estancos. Hay una interrelación entre cualquiera de ellas”, afirmó.

Advirtió además que  las descalificaciones que implican subordinación en las mujeres pueden aparecer en contestaciones de la demanda o los alegatos. Y, afirmó que hay que erradicar toda “violencia institucional que tenga por fin retardar o impedir que todas las mujeres ejerzan sus derechos. La principal violencia y el mea culpa que tenemos que hacernos es la dilación indebida de los procedimientos en las causas de violencia”.

“No es la policía ni el Ministerio Público Fiscal el mejor lugar donde ir a denunciar (un hecho de violencia). El derecho penal profundiza el conflicto familiar. No lo soluciona. No es el derecho penal donde la víctima encuentra contención”, aseguró Kemelmajer que opinó que “en  la responsabilidad civil podríamos encontrar remedios más eficaces” pero aclaró que la prevención y la reparación son las herramientas fundamentales” para ese proceso.

Para concluir, dijo: “Educar para la no violencia es algo que deberíamos ser capaces de llevar adelante. No existe teoría del derecho que no reconozca la protección del ser humano contra la violencia” marcó al tiempo que insistió en que la palabra “violencia” sufre un “gran desborde conceptual”.

                                                                                                                   SIC-STJER
prensatribunales@jusentrerios.gov.ar

17 de marzo de 2021