Información

Cumplió 10 años el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos

Durante este mes, el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos de la Provincia de Entre Ríos (RUAER) cumplió 10 años del inicio de sus actividades.

Por tal motivo, el Defensor General de la provincia, Maximiliano Benítez realizó un balance sobre lo actuado en la materia y recordó que “la Ley Provincial Nº 9.985 por la que se crea el RUAER en el ámbito de la Defensoría fue sancionada en septiembre del año 2010. No obstante, pasaron algunos meses hasta su efectiva implementación”.
En un documento público, el Defensor Benítez expresa que : “Como todo proceso de construcción, al principio fue necesario instalar -en forma progresiva- un sistema de funcionamiento de un Organismo que vino a reemplazar las prácticas de intervención en los procesos de adopción entonces existentes.

Por aquellos años y para esta inmensa tarea, el Registro contó solamente con 4 profesionales y el equipo administrativo. El desafío fue enorme. Recorrimos la Provincia de Entre Ríos -y lo seguimos haciendo aún hoy-, jurisdicción por jurisdicción, atendiendo a las singularidades de las mismas pero a su vez unificando la política institucional del Registro.

En esta temática tan compleja y trascendente para la vida de los niños, niñas y adolescentes hemos atravesado procesos de deconstrucción y reconstrucción permanente, a la luz de la interpelación que exige un trabajo en equipo que tenga en cuenta la singularidad de cada situación, teniendo como ineludible dirección el derecho de nuestra niñez y adolescencia de vivir, crecer y desarrollarse en una familia.

Benítez resaltó que “también fuimos partícipes de hitos importantes de la adopción. En Entre Ríos se impulsó el dictado del Acuerdo General 27/13 del STJ, que delineó el proceso judicial de declaración de situación de adoptabilidad; y a nivel nacional, participamos de la discusión de la reforma del Código Civil y Comercial de la Nación que instaló definitivamente el concepto de Adopción pensado como instituto que garantiza el derecho de niños, niñas y adolescentes a vivir en familia, prohibiendo expresamente las entregas directas”.

Apostamos siempre al trabajo interinstitucional, generando puntos de acuerdo con el Superior Tribunal de Justicia, con cada uno de los magistrados y magistradas del fuero de familia, con el CoPNAF y con quienes representan al Ministerio Público de la Defensa, lo cual ha permitido fortalecer el sistema de adopción a través de intervenciones articuladas y apropiadas. También creamos lazos con la Red Federal de Registros, participando de cada una de las 23ª Sesiones del Consejo Consultivo que se han llevado a cabo, órgano que tuve el honor de presidir.

Allí discutimos y acordamos políticas públicas en materia de adopción que son pilares de la defensa de este Instituto. Durante este periodo también fuimos creciendo poco a poco, hasta llegar a ser hoy un Registro integrado por catorce profesionales distribuidos en Paraná, Concordia y Gualeguaychú, conformando una verdadera red de trabajo provincial.

Todo este recorrido posibilitó lo más importante, nuestro norte, que es haber superado el registro de 560 niños, niñas y adolescentes en guarda con fines adoptivos hasta la fecha, es decir, cientas de familias que se han constituido a través de la adopción, con historias tan singulares cada una de ellas.

Finalmente, expresó que “este es el resultado de la política pública instaurada por el Ministerio Público de la Defensa, que entiende a la adopción como un instituto central en lo que hace a la restitución de los derechos de las infancias y adolescencias, y a la vez nos interpela a continuar desplegando nuevas estrategias para profundizar y afianzar este camino”.

27 de abril de 2021

SIC-STJER