La Oficina de Medidas Alternativas (OMA), del Superior Tribunal de Justicia,  como organismo de control y supervisión de reglas de conducta, está verificando el cumplimiento de 1.607 resoluciones judiciales a través de las cuales se dispuso la suspensión de juicio a prueba y de otras 1.745 por las que se fijaron condenas de ejecución condicional.
Las reglas de conducta impuestas pueden consistir en tareas comunitarias en alguna entidad de bien público, la capacitación en oficios, aportes económicos a instituciones o cumplir con la escolaridad.